ASI SOY YO

LOS SUEÑOS, SUEÑOS SON…

NOTA DE LA AUTORA:

Animo a que si alguno de los lectores que me siguen está familiarizado con Freud y la interpretación de los sueños, lee esta entrada, la comente. Tal vez los filetes crudos, la velocidad, la niñez, los abuelos fallecidos y los hombres desconocidos, tengan un sentido en mi vida, el cual  yo soy incapaz de ver…

No me entiendo el noventa por ciento del tiempo y quizás me esté quedando corta. Por no entender, no entiendo por qué incluso soñando, me despierto  siempre en lo mejor. Hace tiempo soñé algo maravilloso y justo en lo mejor, me desperté. Recordaba todo con tal nitidez, que por un momento creí que no soñaba. Segundos más tarde, acomodados ya mis ojos a la oscuridad, casi me echo a llorar, al comprobar que la realidad era otra bien distinta.

Hace unos días soñé que era  niña y que estaba en casa de mis padres, con mi madre, mi hermano y mis primos (a los que hace muchos años que no veo). Comíamos todos en el salón y mi madre servía unos filetes con patatas, cuando me percaté de que no los había frito. Se lo hacía saber y ella los cogía con la mano y los observaba. Estaban empanados pero sin freír. Mi primo se los comía con la mano y aseguraba que estaban exquisitos, mientra mi madre los miraba y volvía a mirar y comentaba que era un error imperdonable  haber olvidado freírlos. Luego aparecía mi abuelo (fallecido hace mucho tiempo) y nos invitaba a dar un paseo en coche. Al cabo de unos minutos, comenzaba a zigzaguear peligrosamente por una carretera estrecha y con una fuerte pendiente hacia abajo, cogiendo cada vez mayor velocidad. Gritábamos que parase y mi prima, que iba en el asiento delantero acompañando a mi abuelo, lo zarandeaba para que lo hiciera. Estaba histérica y me miraba suplicante. Sus ojos decían: “prima, por el amor de Dios, tú eres la mayor, haz algo.” Yo golpeaba a mi abuelo desde el asiento trasero del vehículo pero él no hacía más que acelerar mientras propinaba sendos guantazos a mi prima para que se calmara. Finalmente paró el vehículo y cuando me bajé sólo estaba yo con la edad que tengo y mi hermano, mis primos y mi abuelo, habían desaparecido.

Otro día, hace ya algún tiempo, soñé con un hombre que caminaba a mi altura pero en la acera de enfrente de la Gran Vía madrileña. No había vehículos y apenas gente. De hecho, creo recordar que solo estábamos él y yo, separados por el asfalto de la calle. Él caminaba por la acera de los pares y yo veía como, poco a poco, se adelantaba y  por más que yo aceleraba el paso, no lograba continuar a su altura. El hombre doblaba una esquina y yo, impotente, no era capaz de cruzar la calle para seguirlo. Sabía que debía hacerlo, pues algo en mi interior me decía que lo hiciera, pero no podía cruzar la calle, aún desierta de vehículos y peatones. Cuando lo hice al fin y corrí para ver si lograba alcanzarlo, me encontraba con cientos de personas que me impedían llegar a él. Yo seguía viéndolo entre las cabezas de la gente, caminando como perdido. De vez en cuando, se paraba a mirar un escaparate e incluso se giraba, como si estuviera buscándome, pero siempre dirigía su vista hacia otro lugar. Al cabo de unos minutos de intentar acercarme a él infructuosamente, sonó el despertador y me desperté, comprobando que la angustia de no poder acercarme a aquel desconocido, habían hecho asomar, reales, saladas y líquidas, lágrimas a mis ojos.

sueños

Anuncios

8 thoughts on “LOS SUEÑOS, SUEÑOS SON…”

  1. Hola Aída, me parece que el tema que has sacado en esta entrada es de lo más apasionante que hay. Al igual que tú, y que casi todo el mundo, he tenido sueños rarísimos que me han dejado con una extraña sensación en el cuerpo durante todo el día. A veces es falsa alegría, a veces falsa desilusión, a veces falso vacío… Soy de la opinión de que los sueños no son solo producto de nuestra imaginación, sino que gran parte de ellos son el fruto de un mundo distinto del que no sabemos nada, absolutamente nada. En los sueños todo tiene sentido, sorprendentemente, a pesar de que en la realidad no: es extraño, ¿no?
    Ya hablaremos sobre este tema otro día, si quieres. A mí me parece algo fascinante.
    Un saludo y sigue así,
    Javier Adrada de la Torre

    1. Fascinante sin duda. Claro que hablaremos. Sentí mucho no acompañarte en la presentación de tu novela. Ojala haya otra ocasión y hablemos sobre esto y otros temas. Un saludo desde nuestro Madrid.

  2. La idea principal de la Interpretación de los sueños, de Freud, es: Todos los sueños, incluso los angustiosos, son la expresión de un deseo.
    Eso parece más claro en el segundo, que seguramente ya hayas interpretado por ti misma. El primero, en el que se come carne cruda y con el papel protagonista de tu abuelo, diría que representa el anhelo por volver a un estadio previo de tu vida; Puede referirse a una generalidad, como regresar a una época general del ser humano en que las cosas eran más sencillas; o algo más particular, como volver a una situación previa de tu vida en concreto. El hecho de que al bajar del vehículo te veas solo a ti misma, me lleva a pensar más bien en lo segundo.
    Pero ni soy psicólogo, ni lo pretendo. Para interpretar sueños es necesario conocer a la persona, y no es el caso. Solo te respondo a modo de curiosidad.
    Un saludo

    1. Con toda probabilidad, Jorge. El ser humano tiende a quebrarse la cabeza pensando en: “si pudiera regresar atrás”. Es condición de nuestra naturaleza. Pero poco a poco, en mi caso, y haciendo un ejercicio diario de positivismo, me digo: Hacia adelante, Aidi, pues el pasado es ya NADA. Aunque se ve que mi subconsciente, me quiere jugar una mala pasada, haciéndome regresar. Gracias por tu comentario y espero que sigamos leyéndonos. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s