RELATO CORTO

QUÉDATE EN MÍ

Sonrío. Ya no hay cadenas que me retengan aquí, ni muros, ni redes, ni vallas, ni celdas. Nada. Ahora vuelo libre junto a mi propio ser licuado en cientos de esencias y formando un cúmulo de sensaciones nuevas, que jamás había percibido antes. Me regocijo en el perfume de la libertad. Mi olfato se impregna de su olor, mezclado con el almizcle y la miel que desprende mi cuerpo.

He hallado por fin en mí lo que siempre había buscado en otros. Me reconozco y me extraño a la vez. Es difícil reencontrarse y aprender a amarse después de tantos años de ausencia. Ahora estoy contemplándome frente al espejo y tocando cada una de las arrugas de mi rostro. Algunas no estaban ayer ahí…

Es curiosa la vida. Nos habla todos los días pero no prestamos atención a su incorpóreo lenguaje. No la escuchamos porque estamos ocupados en escucharnos a nosotros mismos. Ya no oímos más que nuestro propio egoísmo, queremos satisfacer nuestra vanidad, nos encogemos por cobardía,  y lloramos por insatisfacción incluso más que por miedo.

La vida conversa con nosotros. A veces son solo sonidos en el viento, palabras ajenas que escuchamos por casualidad, notas de un violín en el Metro, crujido de hojas secas, latidos del corazón acelerado al ver a alguien…

Me recojo el cabello con una coleta y me maquillo ligeramente, pues hay rubor natural en mis mejillas. No puedo creerlo. Seremos uno hoy. Pero tú conocerás a una mujer nueva y la saludarás como he hecho yo al descubrirme en el espejo hace tan solo un momento.Y, sin embargo hoy, tú me verás por primera vez, aunque ya me conoces. Sonreiré sin miedo pues no lo tengo ya. Lo sabes, a pesar de la distancia que siempre tenemos entre nosotros como daga traidora. Llamó la vida a nuestra puerta y la dejamos entrar. Para ti fue más sencillo. Quizás tú crees en el destino y yo no, y es por eso que ahora me muestras que labramos nuestra propia historia, cosiéndola a nuestra sombra con puntadas de discursos que la vida pronuncia para que los escuchemos.  Sólo cuando tenemos la suerte de abrir el corazón, entendemos lo que quiere decirnos. Nos da el hilo y la aguja y nuestra única labor es dar puntadas. Ahora me dirijo a ti, siendo yo misma. Apenas puedo creerlo. Tendrás de mí, lo que yo perseguí con tanto ahínco y nunca obtuve: mi propio ser sin dudas, sin miedos, sin preguntas. Pues en mí estaba la respuesta a esas dudas, miedos y preguntas. Era yo.

Y ahora, me poseerás de nuevo aunque lo harás por primera vez. Ya no estoy asustada. Aquella que lo estuvo, se fue. Me despedí de esa mujer del espejo esta fría  mañana de diciembre. Se quedó al otro lado de éste, diciéndome adiós con la mano. Ella tampoco estaba asustada pues no tenía sentido estarlo. Vivió y se fue, eso es todo.

Cuando me veas, cuando me cojas de la mano hoy, cuando sonrías y me veas sonreír; no digas nada. Sólo aprieta mi mano y llévame contigo. Riamos juntos, contémonos historias, envolvámonos con el calor de nuestros cuerpos. Acaricia mi piel, abrígame, besa mis labios, susúrrame y yo haré lo mismo. Pero sobre todo, quédate en mí, mojando mi cuerpo.

Anuncios

3 comentarios en “QUÉDATE EN MÍ”

  1. Bonito relato, con mucha fuerza, pero lo que más me ha llamado la atención es compararlo con la presentación que te hace Pilar, pues eso quizás le da más sentido a ese relato, que me da la impresión que es un reflejo de tu propia vida

    1. Pilar es una gran amiga y me conoce bien. De hecho, yo la llamo “mi hermana mayor”. Ella ha visto (y en parte, sufrido) mi “metamorfosis”. Un blog si es literario como Tormentas de tinta, suele contener un cúmulo de sensaciones vertidas por su creador. Reales o no. La autora, permíteme Juan José, se reserva el derecho a sembrar la duda en cuanto si sus historias beben de la realidad o de la imaginación. Te invito a que sigas leyendo y comentando mis relatos pues, como escritora, las opiniones de mis lectores me animan a seguir escribiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s