POESÍA

LA KATANA

Me unen a ti lazos que no comprendo.
Nunca los quise pues no soporto las cuerdas.
En el pasado me hicieron enormes heridas  las ataduras.
Sin embargo, estos lazos nuestros son de seda.
Mi piel los siente y es agradable esta sensación.
Quizás son el tiempo, las horas, los momentos que compartimos sin pedir nada a cambio,
sin exigencias, explicaciones, reproches, sin sentido de la posesión, lo que me hace estar bien.
Nadie me posee ahora, mi cuerpo y mi mente vuelan unidos al fin.
Nadie entrará en mi mundo que yo no desee que entre, que no acepte, que no cumpla mis condiciones.
Yo soy quien pone las reglas, las normas a la piel, al alma y al corazón.
No soy fría, nunca lo fui ni quiero serlo.
Ahora, gracias a estos lazos etéreos, he descubierto que sensibilidad y katana
pueden ir parejas, en armonía, rozando mi piel como siempre fue y siempre será: amando la vida.
Desenfundada mi espada está, mas nadie tema ser herido.
Como prueba de guerrero y de querer estar a mi lado:
amarme a mí por entero y leer mis versos.

image

Anuncios

4 comentarios en “LA KATANA”

    1. Me cambias el nombre, Javier, me llamo Aída. :)))
      Muy agradecida y lo veo enseguida. Me ilusiona mucho que nomines mi blog a los premios Best Blog. Un abrazo desde Madrid y muchas gracias.

    2. Hola. Voy. ¡Perdona que se me pasó entrar! ¡Corriendo lo hago! Muchas gracias y un enorme abrazo desde Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s