DE MIS AMIGOS

POEMAS DE “MI PENSAR EN POESÍA” Y RELATO ” EN MANOS DEL MINOTAURO”, DE MARCOS NIETO

Os presento a mi amigo Marcos Nieto, un gran escritor a quien conocí a través de Twitter. Aunque Marcos tiene varios libros publicados en Amazon, hoy quiero mostraros a Marcos en su faceta de poeta con estos poemas extraídos de su obra, MI PENSAR EN POESÍA”, en la que también ha colaborado la escritora Dolors López. Podéis encontrar la obra completa de Marcos Nieto en Amazon.

Aquí os dejo el enlace de “MI PENSAR EN POESÍA: http://rxe.me/DVB3XC

 

Cada estela dibujada en el cielo por esas flechas que se clavan en mi enemigo,

evoca en mí el perfil de tus labios.

Cada tajo,

cada corte en la piel de los que pretenden arrebatarme la vida,

las líneas que pintaban tus ojos en mi deseo.

Cada grito,

cada lamento,

el placer que me entregabas cuando el amor se apoderaba de nuestra libídine,

de cada milímetro de nuestros besos.

Y entre el fulgor de la guerra, me muevo hacia ninguna parte,

sesgando la existencia de aquellos que me alejaron de tu querer.

Guiado por una sed de venganza que seca mi alma,

avanzo al tiempo que mi espada se empapa en sangre;

esa misma, que tu único pecado,

el haberme amado,

fluyó de tu pecho apartándote de mi lado.

Y cuando todo termine,

cuando solo quede mi cuerpo sobre este campo henchido de muerte,

te buscaré, estés donde estés;

sea el cielo o el infierno.

Iniciaré tantas guerras como sea menester, hasta volver a acariciar tu rostro:

lo único que merece tal castigo.

Por ti moriría eternamente.

Por ti, lo haré mientras tus ojos se sigan perfilando en el horizonte.

deseo

**********

Me siento en la arena y noto el agua salada y fría mojar mis pies.

Miro al cielo,

azul y limpio,

y no entiendo por qué mi vida parece funcionar al revés.

El ayer se difumina en las pocas nubes que adornan la bóveda celeste.

Y te quiero más que cuando te fuiste,

cuando yo mismo te encaminé a otra parte.

Sonrío y me levanto entre recuerdos,

miradas a lo que ya es pasado.

Y me pregunto:

¿Cómo aprender a no querer?

¿Cómo conservar ese amor que fluyó atrás en el presente?

Me adentro en el mar y abrazo sus aguas como si abrazara tus abrazos.

Y una media sonrisa se dibuja en mi rostro

al tiempo que tus ojos parecen flotar sobre un océano en calma.

Y bailo chapoteando entretanto te guardo en el único lugar que creo mereces:

te guardo en mi alma.

images (11)

**********

Dolía advertir los rostros de aquellos que hacían oídos sordos a mi melancolía.

Un canto a la vida, al amor;

a esas heridas abiertas que no cicatrizan.

Banda sonora de nuestro idilio,

de lo que creí momentos perdidos tras un ocaso de pasión.

Triste escenario sin música ni instrumentos;

solo mi voz llorando a pleno pulmón, a plena luz del día.

Entoné ante los que no escuchan;

y te vi, allí, entre esa gente sorda y aprecié, cómo solo tú entendías las notas de mi melodía.

EN MANOS DEL MINOTAURO

     El vulgar arco, forrado de verde intenso por la hiedra, eternizaba ante mí. Largo tiempo llevaba esperando al aguerrido guerrero, al demente que osara siquiera barajar la posibilidad de adentrarse en sus misterios. La piedra ojival no concebía otra razón, raciocinio alguno que diera sentido a tan inconsciente atrevimiento. Mas no había vuelta atrás, y mi cuerpo penetró dejando atrás la trepadora hedera. La espada de Threfelgar destelló, irradiando su mágica luz sobre el hogar del más célebre guardián.

     El minotauro andaba cerca.

     El penetrante chirrido del metal rasgando la piedra presagió el fatal desenlace, la confluencia del héroe y la bestia. Y junto a las chispas que sus dos prominentes hachas proferían al surcar los muros mostró su cornamenta en la oscuridad. Rebufó por su hocico de toro, y su voz, grave y trascendental, se escuchó resonando entre lo angosto del pasadizo:

     —No puedo dejarte pasar —aseguró entretanto sus dos ojos llameantes alumbraban su temida faz—. Solo un inmortal puede alcanzar el ‘Cáliz de Vida’. Solo alguien que no anhele su poder puede tomarlo. ¿Qué anhelas tú, simple mortal?

     —Salvar a mi amada de la enfermedad que  marchita su alma, Minotauro —contesté alzando mi mágica espada—. Y no cesaré en mi empeño; antes moriré en el intento.

     —Es digno propósito —aseguró el que custodiaba el laberinto inclinando la cabeza en reverencia—. Mas no estoy aquí para juzgar; sino para cumplir el mío.

     El minotauro alzó sus dos imponentes hachas  al tiempo que yo le mostraba la punta de mi acero.

     Threfelgar me iluminó tornándome un haz de luz.

     —Entonces —proferí a sabiendas que no podía vencer, derramando una lágrima por ese amor que no obtendría salvación—, nada más nos queda la lucha.

 

 

portada (2)

Anuncios

4 thoughts on “POEMAS DE “MI PENSAR EN POESÍA” Y RELATO ” EN MANOS DEL MINOTAURO”, DE MARCOS NIETO”

    1. Todo contador de historias es un escritor. A veces es artesano y otras se convierte en maestro. Nunca se sabe, el camino se va andando. Gracias por seguirme y leerme. Un placer que estés, Dolors.

      1. Gracias Aída para mi es muy importante tu apoyo Y entiendo lo que quieres transmitir pq a mí tb me pasa igual. Llevamos mucho en el interior que quiere salir al Mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s