ASI SOY YO

¿ALGUNA VEZ HEMOS AMADO?

Os contaré algo a todos vosotros, que dudáis si alguna vez amasteis, como dudo yo.
Si decís “la quise”, pero dejásteis partir a esa persona porque elegir suponía renunciar a un estatus, no la quisísteis pues, en verdad, no había que elegir nada, ya que eran él o ella el camino si amábais de verdad, pues eran él o ella certeza y no posibilidad…
Si comprásteis un collar para verla hermosa a vuestros ojos, solo a los vuestros, y reprochásteis que se lo pusiera para brillar sola; no había amor, sino posesión y celos.
Si preferísteis la palabra escrita a su voz, aunque fuera a través del teléfono, si os daba igual oír un minuto el timbre de sus palabras, sus expresiones más usadas y su risa, si eso era menos deseado que un jajaja escrito y una cara en wasap; no aňorábais y, por supuesto, aquello no era amor.
Si no os preocupásteis por averiguar si le gustaba la mostaza en los perritos, o si le gustaban siquiera los perritos; si no planeásteis ver juntos una puesta de sol por el día de su santo, si no habéis prestado atención a sus indirectas, si nunca le habéis dado un masaje en el cuello cuando ha dicho que le duele, y habéis seguido hablando de cosas estúpidas; si no os habéis entretenido mirando sus ojos en silencio mientras os hablaba de su día a día, ni habéis intentado leer entre líneas a través de su mirada, qué le preocupaba en realidad; si a una petición de tiempo, habéis alegado que os absorbe el trabajo, cuando malgastáis ese tiempo que decís no tener, viendo vídeos y chistes idiotas de wasap; si no os ha importado querer descubrir de él o de ella, cómo es en realidad tras su máscara, y os ha bastado con la suave superficie de su piel; no podéis hablar de haber amado, ni tan siquiera querido.

DESAYUNO 1
Es amor propio lo que tenéis por bandera, pues amar es desear la felicidad ajena, amar es complacer y escuchar, amar es desear alcanzar el alma del otro y vivir en un rinconcito de esta. Amar es compartir, querer que sueňe y viva, es ayudar a que alcance la libertad, a que encuentre su sitio, a que sea feliz; si llora, es preguntar por qué e intentar evitar que vuelva a hacerlo; es sorprender a esa persona al decirle:”¿Sabes, das siempre diez vueltas con la cuchara a tu café?” o “no hagas planes este finde porque he preparado algo especial para ti”, “me gusta ver cómo sonríes sin especial motivo”, “me agrada el olor de tu piel…” tiempo2
Conozco a una persona que sabe amar de verdad, solo a una, y me consta que siente ese amor que todos, en el fondo, desearíamos conocer. Vive feliz, pese a que no es correspondida en igual medida por la persona a la que ama.
¿Sabéis el motivo de que aún así, sea dichosa y esté plena de amor? “Porque no es amar”, como suele decir, “que yo entregue el cien por cien del tiempo libre del que dispongo para ella, y contabilizado en un reloj, sea más que el que ella me da y ese hecho me entristezca, sino alegrarme porque, del que después de ordenar todo su día, después de dejar su mundo colocado, ese tanto por ciento que le queda, me lo dedique. Y para mí, eso es el cien por cien que puede entregarme. Y es mío. Un regalo precioso, pues…”
Oyendo su razonamiento, he llegado a la conclusión certera de que amar es dar libertad al otro y, a su vez, entrega de tu tiempo después de llenar los espacios que, necesariamente, ocupan nuestra cotidianidad.
Ese tiempo carece de excusas, las miradas amantes carecen de engaňo, el deseo es cálido y la libertad de amar, un regalo valioso.
Me hace gracia la expresión “ha rehecho su vida”, cuando debería decirse, “es feliz porque ama”, sin más. La vida no se hace ni rehace, ni de deshace, como si fuera calceta; la vida se vive. Intentamos buscar nuestra felicidad y amar es hallarla haciendo feliz a alguien.
Si no estás por esa entrega desinteresada y altruista, no amas y si no quieres la sonrisa del otro, no darás jamás gratuitamente la tuya. Quien te abraza, pero no tiene brillo en sus ojos cuando te mira, no te ama y quién no quiere compartir más que lo que le apetece, más que migajas de su tiempo, como si tú fueras pájaro y no persona, no te ama a ti, sino a sí mismo.

images (22)

Anuncios

2 thoughts on “¿ALGUNA VEZ HEMOS AMADO?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s