RELATO CORTO

HERIDAS

Fue una de nuestras conversaciones más extrañas. Éramos extraños ambos, en realidad. Me importaba mucho y yo a él, según me aseguraba, también. Hablábamos y nos desnudábamos el alma. Yo siempre acababa llorando y no sé bien si por mí o por él. A veces palpaba su ira y su rabia; en otras ocasiones, sentía su dolor. Me hubiera gustado lamer sus heridas, o mejor, borrarlas con una goma de caricias al corazón. Pero era muy difícil llegar a su alma, abría una rendija muy pequeña y no podía entrar por ella. Creo que, aún hoy, si me dejara, podría conseguir que olvidase todo lo malo, se quedara con lo bueno y abriera la puerta al fin. No sé si lo conseguiré, pero soy tozuda y albergo la esperanza de que un día aparezca el hombre que creo que es.

Mantuvimos aquella conversación una noche, mientras tomábamos una cerveza en una de las terrazas de la playa. Tras un rato de risas y confesiones, me preguntó algo muy íntimo. Aún no sabía mi color favorito, si preguntaba a las margaritas si me querían, si de pequeña arrancaba las antenas a las hormigas—que lo hice— o si me gustaba más la carne que el pescado. Miré sus ojos e intenté pensar en los muchos «me importas» que habían salido de sus labios, antes de formularme aquella pregunta. «Muchos», me respondí. Entonces, ¿por qué esa pregunta? No me había tocado, ni besado, solo habíamos paseado durante horas por la playa. Pies descalzos, risas, cerveza después. ¿Por qué preguntar algo que sabía que me dolía en el alma que me preguntase? ¿Por qué aquella pregunta si sabía que yo la sentiría como un puñal?

—Perros o gatos, blanco o negro, amanecer o anochecer. Hay mil cosas que descubrir… ¿Por qué quieres obligarme a que te responda, por qué forzar una despedida si no la contesto?

—Es una pregunta como otra cualquiera.

—No, es una pregunta que me hiere, y no lo hace porque sea una mosquita muerta, que no lo soy, lo hace por venir de alguien que me importa mucho. Sabes que si vuelves a preguntarme, me obligarás a contestarte para que no te vayas. ¿Dónde quedará entonces ese «me importas»?

—Tu problema es que das demasiadas vueltas a las cosas.

—El tuyo que, pese a que te importe de verdad, necesitas que te entreguen el alma, antes que el corazón. Vas a la carrera. Y te equivocas… El camino se disfruta caminando.

—Quieres cambiarme y yo soy así. Contéstame y quédate conmigo…

—Nunca quise cambiarte, quise conocerte… Sin vello. Ahí tienes tu respuesta. Y ahora, repite después de hacerme llorar, que  te importo y que no entiendo nada.

—Me importas y no, no entiendes lo que siento por ti.

Seguimos adelante tras mi respuesta. Me besó esa noche y me amó. Ha pasado tiempo de ese mar, de esa noche y de esa pregunta y seguimos avanzando. Pero el dolor que me causó responderla, aún sigue dentro de mí. ¿Por qué continúa ahí clavado? Porque él me importaba y todavía me importa y el hecho de no entender por qué la formuló, aún me duele.

 

Anuncios

6 comentarios en “HERIDAS”

  1. Desconcertante, parecen preguntas simples para un simple espectador, pero deberían de llevar mensaje oculto dada la respuesta.

  2. Leyendo esto, a mi lo que me transmite es que hay heridas que es mejor no tocar mucho porque duelen , pero si las abres con quien sabes que no te hará daño, con quien tienes confianza ayuda a curarlas😘😘

  3. Depende del momento, siempre ponte en el lugar de quien pregunta, no te conocía lo suficiente para saber el daño que hacía o demasiado y pretendía ponerte en el filo de la navaja, contestar fue valorar lo que en ese momento te importaba, después lo que duele mejor borrarlo . Se que son escritos , pero nos haces creer que verdaderamente desnudas tu alma, o también lo contrario, eso es lo bueno. 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s