RELATO CORTO

NUBES

—Mamá, ¿crees que yo seré tan listo como tú y llegaré a las nubes?

—Claro que  sí, Miguel, tu eres un niño muy listo y las nubes quieren a personas especiales como tú y yo, como lo era papá, que imaginen muchas cosas y nunca pierdan la magia de ser especiales. Basta con querer hacerlo. Piensa en que vas a ser como una montaña de grande y llegarás a ser muy listo y muy alto. Y tu corazón será tan grande, tan grande, tan grande, que con todas estas cosas, incluso las nubes bajarán del cielo para tocarte a ti.

—¡Me engañas!

—Yo no te engaño, todos podemos llegar a las nubes si nos lo proponemos. No se llega a su altura porque uno solo sea grandote, Miguel; se llega porque uno quiere seguir siendo especial. Que nadie te diga que no lo eres y, si lo hacen, mete en tu cabecita que eres un chico muy valiente y que tú siempre querrás hacer cosas y no pararte nunca.

—Tú eres especial, mami. Tú siempre estás inventando juegos para mí.

—Una vez lo fui aún más, Miguel. Muy especial, cariño, y toqué las nubes a diario y fui muy feliz. Por eso ahora hago todo lo posible para que tú también lo seas y las toquemos juntos. Es maravilloso sentirse tan especial…

—¿Y cuándo fue eso y por qué llegaste tan alto? ¿Cuándo estabas con papi?

—Sí, Miguel, cuando me di cuenta de que me había enamorado de tu papá.

—¿Y él te acompañó en tu vuelo, mami?

—Sí, cariño, él estaba siempre conmigo, aun cuando estuviéramos muy lejos. Cuando estábamos separados, porque papá viajaba mucho, me llamaba por teléfono y hablábamos horas enteras. Y, aunque le echaba de menos, me dormía con una sonrisa en la cara. Él tenía la costumbre de preguntarme hasta dónde había volado esa noche y yo le respondía, «hasta las nubes».

—¿Y por qué no se esperó a conocerme, mami? ¿Por qué se quedó en las nubes, como me dijiste?

—Porque a veces, Miguel, las personas hacemos cosas muy raras o no controlamos lo que nos pasa. Papá se fue antes de que nacieras no porque quisiera marcharse, sino porque las nubes le querían demasiado, tanto como le quería yo y le quieres tú, aunque nunca lo conocieras. Y decidieron llevárselo con ellas.

—Tú te irás algún día, ¿mami?

—No cariño, mis nubes siempre estarán contigo…

Anuncios

2 thoughts on “NUBES”

  1. Cerca o lejos, de una forma o de otra, presentes o no … nuestras nubes siempre están junto a las personas que amamos. Los momentos felices compartidos resisten al paso del tiempo.
    Emotivo relato Aida.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s