DE MIS AMIGOS

QUINCE PREGUNTAS PARA CONOCER AL AUTOR: JOSÉ LOSADA.

Hola, amigos de TORMENTAS DE TINTA. Hoy en «Quince preguntas para conocer al autor», cuento con JOSÉ LOSADA, autor de AL BORDE DE LA LOCURA. Gracias, José por estar en Tormentas. Hoy los lectores conocerán a la persona que está detrás del escritor y, si me lo permites, deja que te invite a tomar…

1 ¿Café, una infusión, un refresco, vino blanco, cerveza? ¿Qué tomas mientras las musas te acompañan y estás en pleno proceso creativo?

En primer lugar, Aída, darte las gracias por este grandísimo detalle y permitirme estar aquí.

Pues mira, te diré que café, pero esto lo estoy tomando recientemente. Hasta hace un mes escaso escribía de noche (y así he estado durante años; más de diez años), pero ahora me acompaña la luz del día y el café del desayuno. Me levanto a las 7:30h y escribo y corrijo desde las 10:00h hasta las 13:00h. Me tomo un buen tazón de café para ser persona  mientras leo un poco lo que he escrito el día anterior o en lo que pienso lo que voy a escribir. Antes, durante esas noches, tomaba agua e infusiones.

2 ¿Podrías contar a los lectores quién se esconde tras el autor de AL BORDE DE LA LOCURA? Aficiones, gustos literarios, hobbies…

Soy una persona a la que le encanta hacer muchas cosas, muchas; pero para mí la literatura es como un trabajo (me explico). No tengo ningún contrato que me obligue a escribir a diario y que afirme que esto es un trabajo, y además, por mucho que nos guste en lo que trabajamos, se hace pesado levantarse para ir trabajar. Con esto no. Soy ilusionista, dibujante, profe de escritura creativa online por medio de la Asociación Kalpa de Castilla y León, voluntario de Cruz roja como técnico sanitario y, además de todo esto, sigo estudiando la mente en mis ratos libres (auxiliar de enfermería en salud mental es mi verdadero trabajo, aunque ahora no ejerza de ello) y me encanta cantar y las artes marciales… Me gustan muchas cosas, como ya he explicado, pero soy una persona con las ideas muy claras, y la literatura es lo que más me apasiona. Lo tengo como un trabajo porque dedico muchas horas a la escritura, y si pudiera, aún le dedicaría más.

3 ¿Qué te aporta la escritura, José?

Es mi vida. No sé estar un día sin escribir. Mi cabeza elabora historias todo el rato, sea donde sea. Tengo notitas repartidas por toda la casa, y recorrerla es como ir encontrando pistas para resolver un misterio… También anoto en el móvil todo lo que me parece interesante cuando no estoy en casa. Antes lo almacenaba todo en la mente, pero según van pasando los años el cerebro se llena con más y más cosas, y al final alguna se olvida. Es automático: va recordando lo más importante, y lo menor pasa a un segundo plano. Es como diapositivas apartándose para dar paso a otras. Si algún escritor lee esta entrevista y aún no le ha ocurrido, que me haga caso y lo apunte, porque tarde o temprano se le va a olvidar algo, y sería una pena que perdiera una buena historia.

4 ¿Cómo compatibilizas la vida familiar, social y la escritura?

Muy mal (jeje). Me absorbe mucho, al igual que las redes sociales. Cada vez me cuesta más entrar en Twitter y en Facebook. Ha llegado un momento en que esos 15min que utilizo para mi publicidad y la de mis compañeros los necesito para muchas, muchas cosas (pero sigo entrando). El taller de escritura también me quita mucho tiempo. Tengo diecinueve alumnos, lo que equivale a corregir más de setenta páginas a la semana, preparar más clases y más ejercicios. Descansaré en verano y en octubre vuelta a empezar.

Hace mucho que no salgo a tomar un café, y la relación se basa más que nada por vía telefónica (no doy para más). Aprovecho a desconectar un poco entre presentación y presentación; y ya no solo mía, sino de muchos compañeros de este mundo tan maravilloso. Me tomo algo con ellos y de nuevo a casa, a teclear, leer y hablar con los míos.

5 ¿Qué te ha sido más complicado: escribir, el marketing que hay tras hacerlo, conseguir el apoyo de los tuyos tu faceta como escritor?

Creo que todos los que escribimos coincidimos en algo, en una frase típica por parte del alrededor: “déjate de tanta escritura porque no vale para nada”. Ese es el apoyo más cercano que tenemos; después está lo que parece apoyo por parte de otros compañeros, y luego ya sí, el apoyo verdadero. Quizá (y esto se me ocurre ahora) el apoyo más fiable es el del lector, pero del lector ajeno, alguien a quien no conoces. La persona que compra tu libro y te deja una crítica es quien más te está valorando. Somos muchos los que escribimos, tantos, que es imposible ni siquiera apoyarnos entre nosotros al 100%. Conozco a muchísima gente muy buena en esto, muchísima, y de algunos no he podido leer más que un triste relato.

Eso para el apoyo. Entre escribir y el marketing… Sinceramente, no puedo quejarme en cuanto a publicidad. En Twitter tengo bastantes tuits diarios de gente fiel, y mi novela se está moviendo bien. Escribirla tampoco fue difícil porque al encantarme hacerlo no veo barreras ni impedimentos. De hecho me pongo retos, y desde hace meses estoy escribiendo (cuando puedo seguir con ella) una historia muy complicada, de esas de difícil lectura. Pero querer es poder.

6 ¿Podrías compartir con nosotros alguna anécdota relacionada con la época en la que la escribiste tu primera novela?

Tengo una muy curiosa de cuando escribí la primera novela corta de terror. No quiero hacer mucho spoiler porque no descarto publicarla en algún momento, pero más o menos diré que trata de un grupo de amigos que van a pasar un fin de semana a una casa rural, y en dicha casa, unos cuantos fantasmas les hacen la vida imposible. La escribí en 2005, y durante meses estuvo en mi primer blog. La leerían como diez personas, no más. Una de ellas (y aquí está la anécdota) fue la peluquera de mi barrio. Pocos días después de leerla, me dijo que tenía pensado pasar un fin de semana en una casa rural con un grupo de amigos, y además, en la misma ciudad donde desarrollé la historia. Era una chica muy aprensiva, y pasó tanto miedo al leerme que me aseguró que tomaría la tensión a sus cuatro amigos antes de viajar, y así asegurarse de que estaban vivos… Me hizo mucha gracia, pero lo verdaderamente misterioso, es que desde ese viaje no volví a saber nada más de ella, y la peluquería dejó de existir.

7  ¿Qué van a encontrar los lectores entre las páginas tus obras?

Escribo terror, pero con el paso de los años me he ido al terror psicológico. No escribo sobre zombis, vampiros ni monstruos, sino sobre mentes enfermas. “Mis loquillos” (como yo los llamo con mucho cariño y respeto) me encantan. Mis novelas o relatos se basan en la desesperación, en el agobio, en el sufrimiento. Hay fantasmas, sí, y creo que es lo que más puedo utilizar de todos esos personajes de terror a los que estamos acostumbrados; sin embargo, la mayoría, como ya digo, son mentes enfermas. En el fondo, el verdadero terror es el terror de la realidad, que es el que escribo.

Hasta hace poco también escribía relatos de amor, y bajo el seudónimo de Santiago Bernal. Aún pueden leerse en mi blog, pero enterré a este compañero hace pocos meses porque decidí no volver a tocar los temas de amor. Seguiré dando pinceladas en mis novelas, sí, pero siempre como José Losada y de una forma diferente. Tal vez algún día resucite a Bernalito (que así lo llamo); pero no veo el día ni la hora. De momento no.

8 ¿Para qué tipo de lectores escribes? ¿Algún género literario que te apetezca experimentar y aún no te atrevas?

A veces pienso que mis historias podrían gustarle a los adolescentes, pero mi intención no es enfocarlo a esa edad. Mi próxima novela (que es la primera que escribí, y empecé con ella a los doce años) la autopublicaré, y trata sobre un niño con problemas. Es una especie de diario contando por el protagonista, hasta que cumple los dieciocho. Esta sí me gustaría que la leyeran los adolescentes, y por varios motivos que aún no puedo desvelar. Es dura, quizá lo más duro que he escrito. No obstante, ya que se desarrolla en un colegio, que lo leyeran no vendría nada mal.

Hace dos meses escribí dos relatos eróticos, que también pueden leerse en mi blog. Es lo último que he publicado en él. Jamás me vi escribiendo ese género, pero como he dicho que me gustan los retos, me propuse escribir la misma historia dos veces: versión masculina y versión femenina. Quienes lo han leído me han dado el aprobado, así que estoy contento. Un escritor escribe, sea de lo que sea. A pesar de que siempre digo que me considero creador de historias, no escritor, estoy abierto a todo género. Seguramente escribiré sobre más temas que no tengan que ver con el terror.

9 ¿Qué opinas de la relación entre los escritores indies? ¿Has encontrado apoyo entre tus compañeros o este de la literatura es un mundo de solitarios, como dicen las malas lenguas?

Empezaré por lo de las malas lenguas. Hay mucha envidia en este mundo. En general, pero en el mundo literario, mucho más. Cuando antes he hablado del apoyo ya lo he dejado caer. El 80% se basa en querer vender más que el que tiene al lado, en querer ser el mejor y en pisotearlo si es necesario. Todo es un error, ya que quien decide es el lector. He dicho muchas veces en los talleres que la clave del éxito desgraciadamente no está en lo bien que escribas. Hay gente que escribe bien y no vende, ni siquiera tiene la oportunidad de publicar; y hay gente que escribe mal y vende mucho, y publica.

No me gusta dividir a escritores con novelas publicadas y autopublicadas. Miro la historia, la leo y la disfruto. Si tienen faltas de ortografía o errores (que todavía no conozco a nadie que no meta la pata en algo, porque todos somos humanos) se los perdono como quiero que me perdonen los míos. Lo suyo es escribir bien, pero tampoco hace falta apedrear. Precisamente porque ya he dicho que nadie está libre de pecado para tirar la primera piedra…

Hay escritores con novelas autopublicadas y son, desde mi punto de vista, muchísimo mejores que los de editorial. ¿Por qué? Porque la gente se empeña en leer a escritores famosos, olvidando que todos esos, en su día primero empezaron desde abajo. Hoy en día la gente que escribe no tiene la oportunidad de publicar porque sus novelas pasan directamente a spam, y a lo mejor (y estoy más que seguro) son más válidas que los 100.000 ejemplares vendidos de otro escritor.

He tenido la suerte de que mi novela fuera aceptada por una editorial, y a la primera; pero esto no quiere decir nada. Tuve suerte y ya está. Antes de esta he enviado muchos manuscritos y recibido la típica frase: “Hemos revisado a fondo su obra. Tiene una prosa muy buena, pero lamento comunicarle que no encaja en nuestra línea editorial”, y es la típica respuesta que copian y pegan. Sé que muchos de los que están leyendo esta entrevista han recibido la misma respuesta con sus obras. Si fuera cierto que dicen la verdad, el mundo estaría lleno de grandísimos escritores, porque según ellos, todas nuestras novelas son buenas pero nunca encajan en ninguna parte… Que no, que ni lo leen. Todo es cuestión de suerte en un momento dado, cuando menos te lo esperas.

Ya he dicho antes que la siguiente novela la voy a autopublicar. Me apetece cambiar.  Volveré a las editoriales más adelante (si me aceptan). Sigo diciendo que lo importante es lo que se escribe, no dónde se publica. Hay que disfrutar escribiendo y tener ilusión por ofrecérselo al lector.

Que no se desanime nadie. La gente habla mucho, pero dice muy poco. Hay que seguir disfrutando.

10 Háblanos de tu siguiente proyecto. ¿A qué género literario pertenece? ¿Con qué nos vas a sorprender en esta ocasión?

Es la primera novela que escribí, pero después la dejé abandonada. Se llama “Diario de un fracasado”, y trata sobre un niño al que discriminan en el colegio por ser diferente. Es una novela muy dura, mucho, pero tengo muchas ganas de que vea la luz.

Es de terror, lo único que cuando la gente la lea, se preguntará si el terror es donde aparecen las pesadillas o la vida entera del niño. Repito que es muy pero que muy dura.

11 Lo mejor que te ha pasado en tu andadura literaria y lo peor que has vivido en el camino de darte a conocer a los lectores.

Lo mejor, sin duda, es la gente que he conocido y sigo conociendo.

A ver cómo explico esto, porque se pueden malinterpretar mis palabras. Desde que cuelgo los relatos en el blog de Mini relatos terroríficos, jamás he recibido una mala crítica (un momento, que las hay). Yo mismo me veo fallos, pero otra cosa muy distinta es que me los hayan dicho. Seguramente me ha comentado gente a la que sí les ha gustado, y los que no, pues han pasado de comentar. Quiero aclararlo porque quien me conoce sabe que soy una persona humilde, y sigo con los pies en el suelo. Es que hay gente que tiene dos comentarios buenos y se cree que es el centro del universo (no. Calma, despacito y también con los pies en el suelo. Levantarlos mucho significa tropezarse y caer de golpe).

La pregunta es sobre lo bueno que me ha pasado y es cierto que no me han dejado malas críticas, no puedo mentir ni tampoco me gusta. Quiero de verdad que alguien me diga los fallos, que repito que yo mismo los veo, y soy de meter la pata, y a veces hasta patadones; pero aún no me lo han dicho. Los que escribimos tenemos que estar abiertos a las críticas buenas y malas, y las mías malas llegarán, como le llegan a todo el mundo.

En Al borde de la locura, hay una frase en la que digo: “las personas que nos quitamos la vida no tenemos pase bip al otro mundo”… Como se puede ver, también meto la pata aunque no me lo digan.

Me lo podría callar para que compren el libro, pero es que soy demasiado sincero. He tenido un error, y varios. Vuelvo a decir que las novelas de escritores consagrados tienen erratas, que los mejores futbolistas fallan penaltis, y que el mejor cirujano opera mal y quita una vida… Todos cometemos errores, y si la gente espera ver un texto impecable en un libro, entonces mejor que escuche música, porque jamás lo verá.

Di esa patada al diccionario, pero hace tiempo que decidí dejar de caminar cabizbajo por la vida, sea por la razón que sea. Con esto lo digo todo; y a los que como yo, se les escape alguna falta, que tampoco la bajen nunca (gajes del oficio).

¿Lo malo que me he encontrado? Pues… Si te soy sincero, además de algún amigo y amiga que luego no lo ha sido tanto, te diré que el que me confundan con chica por las redes. Me faltan dedos para contar las veces que me han respondido con un: “gracias, guapa”. Y sí, en persona también.

¿Veis? Me confunden los mismos ojos que critican entre escritores de editorial y autopublicados. Así que queda demostrado que esos ojos no son de fiar.

12 Una novela que te hubiera gustado escribir y un autor que te haga vibrar.

Soy una persona a la que no le gusta ver a nadie pasarlo mal (ni siquiera que pasen miedo con mis relatos) pero sí me gusta escribirlo para que el mundo entienda, quizá por ello diré que me hubiera gustado escribir tres: “Desde mi cielo”, de Alice Sebold; “Las cenizas de Ángela”, de Frank McCourt; y “Carrie”, de S. King.

Los protagonistas lo pasan fatal, y por más que he leído y releído estas novelas, siempre lo paso mal aun sabiendo lo que va a ocurrir. Las injusticias me pueden.

No tengo ningún escritor favorito porque todos escriben novelas buenas y todos escriben novelas menos buenas. Me gusta mucho leer, pero no miro el nombre (y espero seguir así).

13 En un museo contemplas varios cuadros: la imagen de una pareja enamorada, una escena bélica, una pintura naif otoñal, un cuadro oscuro que evoca algo siniestro, niños descalzos que piden en las calles… ¿Cuál te inspiraría para escribir una novela o un relato?

Me quedaría mirando a la pareja y a los niños descalzos. Con los primeros lloraría de felicidad, y con los segundos, de dolor. Seguramente escribiría sobre los niños descalzos para darles un final feliz, aunque desgraciadamente solo fuera en una novela.

Me alegra que me hagas esta pregunta, Aída, porque con ella puedo explicar bien lo que escribo. Vengo diciendo que escribo terror, y sin embargo paso de ese cuadro con la sombra y me centro en la pareja enamorada (porque soy muy romántico) y en los niños descalzos. Escribiría sobre los niños, y entonces pregunto: ¿no es eso lo que verdaderamente da miedo? ¿No es ese el terror de la realidad?

14 ¿Una película, una canción, un género literario, una estación del año, un color, un olor evocador, una frase que hayas oído y se te haya quedado grabada en el corazón?

Película: Eduardo manostijeras, de Tim Burton.

Canción: Las puertas del cielo, de Saratoga.

Género literario: terror.

Estación: invierno.

Color: negro.

Olor evocador: el perfume. Entrar en una perfumería me incita a escribir las historias románticas.

Frase que se me ha grabado: Te quiero precisamente porque no eres perfecto.

15 Y para terminar, un consejo que darías a un autor que se enfrente a escribir su primera novela.

Pues aunque parezca que estoy todo el rato dando consejos, no me gusta nada hacerlo. Soy más de recibirlos que de darlos. Odio hacerlo, incluso cuando no me queda más remedio que darlos en el taller. Me hace ser demasiado importante, y soy de los que está muy a gusto en un segundo plano. Aun así, lo diré porque sé que puede ayudar a mucha gente.

Les diré que tienen que mirar bien con los ojos, y aunque parezca una tontería, es la verdad. Hay una diferencia entre ver y mirar, la misma que oír y escuchar. Los ojos ven lo que quieren ver, por eso hay que mirar bien para ver la realidad. Esto quiere decir que un escritor tiene que observarlo todo, todo y más que todo, y cotillear. Poner el oído siempre que se pueda, porque nunca se sabe de dónde va a salir una novela. Hay que leer mucho y escribir mucho, todos los días, y sin quejas. Hay tiempo más que de sobra si se organiza bien.

Y lo más importante de todo: disfrutar. Ponerse delante de la pantalla o de la hoja con ganas, con muchas ganas de contar algo que, o bien nos desahogue, o bien nos haga felices. Ante todo: gozar escribiendo y sin importar lo que digan los demás. Lo hagas bien o mal siempre habrá alguien a quien no le guste, así que es mejor no perder el tiempo en el qué dirán y sí en el “puedo hacerlo”. Y por último: paciencia. Esto cuesta, pero vuelvo a decir que querer es poder.

Hemos acabado con «Quince preguntas para conocer al autor» Ha sido un placer contar con tu presencia y quiero darte las gracias por haber compartido este rato de charla conmigo. Y, para finalizar, me gustaría que saludaras a los lectores y les animaras a que te leyeran.

Les diré lo mismo que digo en los agradecimientos de la novela: gracias por llegar hasta aquí. Que me busquen en Twitter y que me sigan para poder seguirlos. Me encanta conocer gente nueva y nuevos escritores, y a ser posible poder leer un poco de cada uno.

Si me quieren leer encontrarán un terror diferente, uno muy sentido y con el que se pueden identificar. Por supuesto que me gustaría que me leyeran todo, pero sobre todo me haría mucha ilusión si me leen esa segunda novela que en breve autopublicaré. Me he esforzado al máximo para que guste y llegue a todos los corazones, incluso a los más fríos. Si consigo ablandar a un corazón helado podré morirme tranquilo. Van a caer más lágrimas que pasar miedo; pero aun así, si podéis, leedla, por favor.

Y también decir que no me confundáis con chica, jajaja.

Miles de gracias. Mil gracias por esta entrevista, Aída. Un abrazo fuerte a todos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE AL BORDE DE LA LOCURA (Ediciones Atlantis):

Género: terror psicológico.

SINOPSIS DE «AL BORDE DE LA LOCURA:

Un muchacho, harto de que lo desprecien e insulten, de no tener amigos y de no encontrar al amor de su vida, decide arrojarse a la vía del tren para poner punto final a su existencia. Mientras se dispone a hacerlo, aparece un anciano para evitar semejante locura. El chico, protesta y grita a viva voz que quiere destruirse, que no soporta vivir un día más, y que nada ni nadie le hará cambiar de opinión; pero el señor, muy seguro de sí mismo, le muestra una recopilación de relatos por medio de un libro electrónico, con el fin de entretenerlo y hacerle recapacitar.

“El arcoíris de la vida”, para que el joven se dé cuenta de que no todo el mundo rebosa felicidad por los cuatro costados, y que no solo él es quien se siente solo; “El día”, dejando claro que una persona puede llegar a ver cómo pasan los años sin conocer el amor; y aun así, seguir viviendo. “Entre risas”. En este relato, se deja claro que las mujeres a veces también son crueles y pueden herir la sensibilidad, ridiculizando a un muchacho por haber nacido con un pene pequeño y deforme; “Mi cuerpo presente”, donde un chico odia su cuerpo y decide destruirse poco a poco, creyéndose diferente a los demás; “Mi boca”. Unos labios, durante años sellados en vida, sin voz ni voto para la sociedad, deciden volver a despegarse por última vez; “¿Quieres jugar un rato conmigo? La infancia lo marca todo, antojándose como el origen de los problemas. Que un niño, alguien que debería vivir soñando y sin borrar la sonrisa, se vea rechazado por alguien como él, aunque superior según los ojos de una niña, lo mata en vida…

Al borde de la locura recoge veinte relatos de terror psicológico, con pequeñas dosis de humor negro, sufrimiento, pena y soledad; pero al mismo tiempo, también una historia que lo une todo.

¿Logrará el anciano evitar una muerte querida a través de esas veinte historias?

Hay trenes que pasan más de una vez en la vida.      

 UNA CITA DE EDGAR ALLAN POE, QUE NOS REGALA NUESTRO ENTREVISTADO:

“No fui en la infancia como los otros y nunca vi como los otros vieron. Mis pasiones yo no podía hacer brotar de fuentes iguales a las de ellos; y era otro el origen de mi tristeza, y era otro el canto que despertaba mi corazón para la alegría”

SI QUIERES SABER MÁS DE JOSÉ LOSADA, AQUÍ OS DEJO ENLACES A OBRAS, BLOGS Y PERFILES DEL AUTOR:

blog: http://minirelatosterrorificos.blogspot.com.es/

Twitter: joselosada86

Al borde de la locura en Amazon https://www.amazon.es/Al-borde-locura-Jose-Losada/dp/8494681664/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1495210329&sr=8-1&keywords=al+borde+de+la+locura

Al borde de la locura, en Atlantis http://www.edicionesatlantis.com/catalogo/5/al-borde-de-la-locura/1306/

Anuncios

12 thoughts on “QUINCE PREGUNTAS PARA CONOCER AL AUTOR: JOSÉ LOSADA.”

  1. ¡¡Guau!! Bonita forma de empezar el mes. Mil gracias, Aída. He vuelto a leerla y me ha gustado verme responder a cada una de las preguntas, recordando además el buen rato que pasé con ellas cuando las escribí. Espero que a los demás también les guste. Gracias, de verdad. ¡Felices vacaciones! Un abrazo.

    1. Para mí fue un placer tomar ese virtual café contigo, José. Gran entrevista y mejor escritor y persona. Un abrazo.

  2. Sincera entrevista que nos da a conocer un poquito más a ese gran escritor. He visto seguridad en tus respuestas, y eso, ¡ me encanta!. Estoy convencida de que, en un futuro, tu nombre será reconocido, ¡ya lo verás! Enhorabuena a entrevistadora y entrevistado.

    1. Gracias, Laura. Espero y deseo lo mismo para ti, y que tengas que firmarme muchos libros de tapa dura… También estoy seguro de que me los firmarás 🙂

  3. Preciosa entrevista , muy acertadas las preguntas como el interés mostrado por el autor en contestarlas , me ha gustado mucho desde aquí amigo te deseo que tengas infinito éxito .
    Mi felicidades ambos , por la entrevista tan amena .

    1. Muchas gracias, Campirela. Sí, como dice, Aída, la disfrutamos muchísimo, y me encantó responder a cada una de las preguntas… Éxito también para ti 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s