RELATO CORTO

PAN

Aún está tu pan en mi mesa, y mis lágrimas corriendo, asustadas. No sé por qué cuando no estás te odio tanto que duele. No sé por qué me matas sin rozarme, no sé por qué no estás aquí, ahora, cortando el pan, dándome calma. He llorado tan desconsoladamente ayer, que temo no volver a reír. Amarga hiel son los recuerdos que quiero borrar ahora. Aquí está tu pan en mi mesa, esperando a ser partido por tus manos. Que riegue el vino mi cuerpo, sírveme una copa y vierte otra en mis entrañas.

Hoy te odié, tanto, que amarte quería con ganas. Pero no estás, te fuiste. Hoy me recordaste a otra que te besó primero, hoy me recordaste que hubo pan en otra mesa y, sin embargo, te espero. No quiero llorar más, no lo merezco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s