ASI SOY YO

PIRSING

¿Qué diferencia hay entre llevar un pirsing en la lengua y no llevarlo? En mi caso, ser libre en su concepción más plena. No se debe opinar sobre nadie, ni poner en tela de juicio los valores de una persona, su integridad, su valentía o su honestidad, sin haberse calzado sus zapatos. Es sencillo criticar si no has vivido lo que ha tenido que vivir otra persona. El pirsing que llevo o el tatuaje que algún día me haré (aún no he decidido dónde), no me hacen peor persona ni más rara ni una criatura nocturna. El pirsing que luzco en mi lengua representa mi lucha diaria para recordarme a mí misma que la libertad es un don precioso que no se regala sino que se labra cada día; que hay listos porque hay tontos (frase que tomo de una conversación de hoy mismo con una gran amiga); que hay personas tóxicas, que hay gente sin corazón, que hay quienes no aceptan que otras personas quieran ser como son y que se extrañan de que quieran vivir con sus normas y sus reglas, no con las que los demás les impongan. Sí, hay quienes quieren vivir sus vidas y no las de los demás, y hacer su voluntad y no la de los otros. Hay quienes están convencidos de que, para hacer felices a los demás, primero tienen que serlo ellos y no sacrificar esa felicidad tras haber sido convencidos de que ser egoísta es malo.

Creo que quienes me viesen por primera vez y descubrieran este adorno de mi lengua, podrían pensar que soy alguien diferente de quien soy. Poco me importa, en realidad, lo que opinen aquellos que no me conocen y que me juzguen o malinterpreten por llevarlo. Aunque la estética de las perforaciones es algo de moda en nuestros días, quizás muchos opinen que es un complemento demasiado arriesgado para una mujer que es madre de adolescentes y tiene unos cuantos añitos sobre sus espaldas. Sin embargo, este pirsing supuso para mí una reivindicación, un paso adelante, una patada en el culo a la manipulación de décadas, un grito de libertad. Algunos hombres que conocí, me preguntaron por qué me lo puse. Choca encontrar a alguien que haya decidido hacerse uno en la lengua para evitar mordérsela… Ya no me callo a nada. Esta pequeña bolita que adorna mi boca, me recuerda que la libertad que se logra con gran esfuerzo, no se puede perder jamás.

Anuncios

10 comentarios en “PIRSING”

  1. A mi en particular no me gustan los pirsing, pero cada individuo es un universo y mientras respete las normas de convivencia, y a la gente que le rodea , que se ponga lo que quiera y a donde quiera, respetando repito a los que no nos gustan los pirsing, un beso Aida

  2. Me parece lógica tu forma de pensar. Por encima de la manera de vestir, tatuajes piercings o pirsings, barbas, etcétera, está la persona en su inmensidad. Me permito una observación, dices “quienes me viesen por primera vez y descubrieran este adorno de mi lengua, podrían pensar que soy alguien diferente de quien soy”, si te soy sincero, huye de quiénes te valoren o te cuestionen por esas cosas. Es gente incapaz de mirar más allá de su propia nariz. Nosotros marcamos nuestra propia diferencia como y cuando queremos. Un abrazo.

  3. Me gusto!!! Creo que muchos coincidimos en esta manera de pensar, el tener tatuajes (tengo 3 y quiero más) o tener un pircing no te hace más o menos. Justo hoy estaba en mi trabajo y pensaba que hay mucha gente que se la da de “damitas bien” o personas que no se harían este tipo de cosas, pero en realidad son todo lo contrario, tienen una necesidad de llamar la atención y lo hacen de muchas maneras diferentes, carecen de una personalidad y carácter propio.

    Trazamos nuestro propio camino y definimos cómo queremos vivir, el día que me hice mi primer tatuaje escuche la frase de una persona sumamente importante para mi: “Estas pendeja”, en el fondo sé que el no comparte los mismo ideales y que quisiera que mi vida fuera diferente, pero se que esta muy orgulloso de mi y que sobre todo he asumido mis responsabilidades y defendido mi forma de ver la vida. Todos podrán decir misa, aquí lo importante es saber que piensas de ti y que te quieras realmente como eres.

    Jijijji.. perdón, ya te hice una carta aquí. Saludos.

  4. Hacerse piercing o tatuajes no hace ni mejor ni peor. Es una decisión personal, te gusta y además es por tu libertad personal pues te alabo el gusto. A quien no le gusta que no se lo ponga y punto

  5. No me gustan los pirsing, no me gustan para mi, no me veo.
    Pero respeto, como no podría ser de otra forma a quien decirle llevarlos, sobre todo a quien se lo pone para que tenga un significado o como una reivindicación personal.
    ¡Te queda muy bien!.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s