ASI SOY YO

ROS

Llegó en un troler a casa, desde un pueblo de Ciudad Real. Días antes mi hija mayor me llamó para decirme que iba detrás de ella, desde el parque hasta la casa donde estaba pasando unos días de vacaciones. Gris, delgaducho, sucio, con carita deseosa de caricias.

«Tráelo a casa, total, ya tenemos un zoo…». Así le solté, medio en broma, medio en serio.

Al día siguiente, justo antes de regresar a casa, mi hija me dijo que casi le pilló un coche al cruzar la carretera para ir a su encuentro. Y que no lo había vuelto a ver. Mala suerte, pobrecillo, pero no pensé en él más, hasta que mi niña regresó con una maleta de más y un gato asustado dentro.

El nuevo inquilino de Villa Zoo vino con nombre de gata, ya olvidé cuál. Se lo había puesto mi hija desde el primer día que se acercó a ella y se hicieron amigas. La veterinaria nos sacó de nuestro error. Era un gato castrado y tenía microchip. Un señor al otro lado del teléfono, sin signo de sorpresa, señaló que se llamaba Ros y se había escapado de casa allá por junio. Más de veinticinco kilómetros de distancia y tres meses, le separaban de aquella voz. La veterinaria le dio la opción de llevarlo a una perrera o de que, hasta que volviese a por él, nos lo quedásemos. Optó por lo segundo y Ros se quedó en casa.

El dueño comentó que tardaría unos días en ir a por él, que estaba viviendo en esos momentos en otra provincia y que intentaría que unos amigos de Madrid lo recogieran. Mi niña le envió fotos de Ros por wasap y durante días le comentó que se encontraba mejor, que era un tragón, que se había integrado muy bien en la familia y que convivía sin problemas con nuestras perras y nuestros otros dos gatos. Él dueño escribió días después un mensaje anunciando que sus amigos no podrían recoger a Ros ese fin de semana. Mi hija envió un par de mensajes más, con unas cuantas fotos y ya no recibió respuesta.

Ocho meses después, Ros sigue con nosotras. Feliz, redondo, muy señorito, dueño de la casa. De su casa.

Anuncios

1 comentario en “ROS”

  1. Te aseguro que si fuese gato, gata, 🐕 o perra, tortuga o “tortugo” me encantaría vivir en Villa Zoo 😉 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s