RELATO CORTO

SIN SOBRESALTOS

«Es más fácil vivir sin sobresaltos, trazando un esquema, marcándose tempos, líneas, senderos y metas, pero no se vive mejor así, Laura, con todo estudiado. La última meta que me propuse fue la de ser feliz con Ana. Y se fue. Me la arrebataron. Adiós, felicidad. No te veo como meta», comentó, mientras trazaba líneas en mi espalda con sus dedos.
Minutos antes su tibieza me había colmado. Ni destino, ni camino, ni meta. Solo líneas en la espalda. Ni más… ni menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s