RELATO CORTO

EL TIMO, ESA GLANDULITA TAN INTERESANTE

Me llama la atención la función del timo. Para explicarme dónde se halla, me desvelaron que es una glándula que tenemos a la altura de los «golpes de pecho». Os explico. Probad a entonar un «mea culpa» y ahí, justo ahí, está la glandulita. Tiene que ver con el sistema inmunológico y si está triste, no acierta ni una y nos pone el susodicho sistema patas arriba. Esto es, que nos puede entrar hasta la malaria, aunque no hayamos viajado a un país de riesgo (nótese la ironía).

El timo gusta de las vibraciones, así que lo de los golpes de pecho suaves, le va al pelo. Aunque, como también le afectan las emociones negativas, creo que no deben ser precisamente los actos de contrición los que le molen, sino los golpes suaves que tengan más bien su origen en hacer que la glandulita esté contenta. Construcción de felicidad a base de golpecitos, más que de arrepentimiento. Puuum, pum, pum. Dadle ese ritmo y crece… Dadle alegría al cuerpo, Macarena y ya crece que se sale del pecho, aaahaah.

O, sea, que si entendí bien, las vibraciones le ponen y qué mejor vibración que la que proporciona la buena música.

Yo que pensaba que lo romántico en el lecho es una musiquita suave, y me sacan de mi error cuando me hablan del timo y de la felicidad y su relación con él, y de que crece con las vibraciones.

Es entonces cuando imagino esta escena: primero uno se prepara con unos golpecitos suaves en la zona del mea culpa con el puño suave, golpe algo fuerte pero sin partirnos el esternón y luego dos golpecitos más suaves y cortos. El puuuum, pum, pum de antes. Luego, el timo se agranda y la energía fluye por nuestro cuerpo, nos cargamos las pilas y avisamos a nuestro/a churri. Ahí entra mi visualización particular. Nada de música romántica y suavecita, sino algo para la ocasión. Vibraciones para el body y para el timo, por supuesto.

Ejercicios respiratorios que también ayudan a la glandulita de la felicidad y al lío. Y cuando nos damos cuenta estamos haciendo todas las posturas del kamasutra, vibraciones por doquier incluidas. Y si nuestra pareja hacía que no nos veía así, le comentamos que no somos nosotros, sino el timo, al que le hemos dado bien de comer.

Lo siguiente… el mea culpa a diario.

Anuncios

1 comentario en “EL TIMO, ESA GLANDULITA TAN INTERESANTE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s