RELATO CORTO

PIZZAS Y HAMBURGUESAS

-¿Sabes por qué me gustaste? Porque eras muy alto y por el tatuaje… Cuando descubrí que además eras un cabronazo inteligente, me gustaste aún más. Lo único que no me va de ti es que no aprecies que yo soy bastante bicho también…-comenté mientras le daba un buen mordisco en el labio.
-¡Joder! ¡Sara, qué cojones! Me acabas de amputar un trozo de…
No dejé que acabara la frase. Le empujé, cayó encima de la cama y rebotó como un fardo.
-¡Sara!
-¡Calla!
Me eché encima y mis piernas se aferraron a su cuerpo. Sujeté sus muñecas y me acerqué a su boca. Mi lengua lamió sus labios y bajó hasta su barbilla. Y bajó y bajó y bajó hasta que no pude sujetar sus muñecas.
-Sara…
Cuando acabé esperamos un poco, lo justo para volver a empezar, lo justo para que dos roces de mi lengua… Es lo que tiene no haber cumplido los veinte.
Y esta vez él encima…
-¿Y los niños no se cansan de que pidas las pizzas una hora antes de que lleguen para cenar? ¿Tu marido no te dice que por qué no pides la pizza cuando llegue él del curro? ¿Qué haremos cuando acabe los estudios y no trabaje en la pizzería de mi padre?
-Ufff, ¡Cuántas preguntas! Esto parece un tercer grado… Tú sigue encargándote de que el mío sea el último pedido que lleves a domicilio. Ya veremos el futuro. Igual me deja de gustar la pizza y me paso a las hamburguesas.
-Sí que eres un mal bicho, Sara.
-Al fin te vas enterando, cariño…

Anuncios

2 comentarios en “PIZZAS Y HAMBURGUESAS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s